Clases muy particulares

Mi prima y yo no somos muy buenas estudiantes, pero queremos entrar en la universidad, desde hace varios años un compañero de trabajo de mi padre nos da clases de apoyo durante el verano.

Es un tipo maduro, atractivo, inteligente, y tanto mi prima como yo hemos fantaseado alguna vez con la idea de liarnos con él, más aún desde que se divorció y ahora que nosotras acabamos de cumplir la mayoría de edad.

Estamos a mediados de verano y hace calor, él vendrá esta tarde y mis padres se han ido a comer con unos amigos. Hoy es el día, mi prima y yo llevamos toda la mañana intercambiándonos mensajes planeando cómo seducirle…

Llega puntual como siempre, nosotras estamos en la piscina y le abrimos por el jardín, nuestros libros están sobre la mesa exterior, bajo la sombrilla.

Nos sentamos los tres a la mesa y comenzamos con las tareas, hemos escogido nuestros bikinis más pequeños. Él ya nos ha visto en bikini más veces, pues, ya que como amigo de mi padre, ya venía de visita con su mujer desde que mi prima y yo teníamos 12 años algunas tardes de verano.

Acaba la hora de clases y le invitamos a darse un baño con nosotras, se niega porque no tiene bañador. La excusa queda invalidada en cuanto le ofrezco uno de los de mi padre, entra en su dormitorio a cambiarse.

Nosotras esperamos tras la puerta, cuando la abre para reunirse con nosotras nos encuentra en topless cortándole el paso.

-¿Qué estáis haciendo? Nos pregunta con sorpresa.

-Nos apetece una clase particular de tu anatomía.

-Esto no está bien, os conozco desde que sois niñas.

-¿y? ¿No te gustamos?

-Claro que si, pero…

-Ni peros ni peras, los tres somos adultos y las dos nos sentimos atraídas por tí, si la atracción es mutua ¿donde está el problema?

-No puedo hacerle esto a tus padres.

-A mis padres no les vas a hacer nada, queremos que nos lo hagas a nosotras… Le digo estirando mi mano hacia el bulto que crece bajo su pantalón.

Mi prima se lanza a por sus labios y, como deseábamos, él ofrece poca resistencia. Las pequeñas tetas de mi prima se aplastan contra su pecho mientras la rodea por la cintura con uno de sus fuertes brazos.

Yo beso su cuello desde el otro lado, encajando su otro brazo entre mis tetas mientras mi mano urga bajo el bañador tratando de liberar esa polla que tanto ansiamos conocer.

Con ayuda de mi prima nos deshacemos de su bañador, nuestras manos recorren su espalda, su abdomen, su pecho, su polla que apunta  hacia el techo, libre de la prenda que la ocultaba.

Sus fuertes manos acarician nuestras espadas, bajando hacia nuestros traseros. Nos turnamos para probar sus labios, suaves y carnosos, saboreamos su húmeda lengua.

Su mano se cierra entorno a una de mis pequeñas nalgas, apretándola con suavidad y firmeza. Mi coño late deseoso de recibir esa polla que palpita en mis manos.

Mi prima se me adelanta y se arrodilla ante él, rodeando su glande con los labios mientras mi mano aún rodea su polla.

Miramos para mi prima que nos mira mientras hace desaparecer su capullo dentro de su boca y sus labios se acercan a mi mano. Lo beso y me arrodillo al lado de mi prima, a los pies de la cama.

Recorremos su verga con nuestras lenguas, mirando para su cara de placer mientras lo hacemos. Nos alternamos para engullir su miembro, mi prima consigue meterlo casi hasta el fondo, a mi no me entra mucho más allá del glande.

Su verga es larga y gruesa, más de lo que yo esperaba, y su glande no está recubierto de piel que haya que apartar. La devoramos con avidez, cubriéndola en saliva.

Mis labios y los de mi prima se encuentran en la punta de su polla, son suaves y brillantes. Decido besarla y ella me sigue el juego, no lo habíamos hecho antes pero la sensación es muy agradable.

Él acaricia nuestras cabezas mientras nosotras acariciamos sus fuertes muslos, desde la rodilla hasta ese trasero tan duro que tiene. Su polla, erecta, roza nuestras mejillas mientras seguimos besándonos ante él.

Mi prima deja mis labios y vuelve a por su polla, llega al borde de la arcada pero consigue engullirla hasta el fondo, con su lengua de fuera hasta que consigue tocar sus huevos con ella.

Los ojos de mi prima se llenan de lágrimas, casi se ahoga, saca la polla de su boca envuelta en una abundante capa de babas, tose, coge aire y se hace a un lado a recuperar el aliento.

Intento emular la hazaña de mi prima, él me sujeta la cabeza, pero no consigo meterla entera, apoyo mis manos en sus caderas y me aparto hacia atrás, necesito coger aire antes de intentarlo de nuevo. 

Mi prima, ya recompuesta, aprovecha para abalanzarse de nuevo con avidez sobre su polla.

Siento algo de envidia al ver cómo mi prima hace desaparecer de nuevo toda esa magnífica verga en su boca y yo no.

Mis dedos juegan con mi húmedo coño, y con mis jugos unto mi ano, quiero esa polla rompiéndome el culo, solo de pensarlo aumenta el caudal de mis efluvios. 

Me subo a la cama, me abrazo a él por la espalda mientras mi prima se deleita con su polla y le susurro al oído:

-Quiero ver si me cabe tu verga en mi culito

Me coloco a cuatro patas sobre la cama, él le da la mano a mi prima y la ayuda a ponerse en pie. Miro para atrás y veo su polla reluciente, cubierta de la saliva de mi prima dirigirse hacia mi trasero, colocado en pompa hacia arriba.

Mi prima se sube a la cama a mi lado, intuye mis intenciones y coloca su cara sobre mi culo, para no perderse el momento en que esa polla atraviese mi ano.

Con sus manos separa mis nalgas y escupe sobre mi trasero mientras él sujeta firmemente su polla apuntando a mi diana, apoya su glande en mi ano y presiona despacio.

Siento como mi esfínter se dilata mientras su glande lo atraviesa, despacio, suave, lubricado por la saliva de mi prima. Una mezcla de dolor y placer me inunda, yo ya había jugado antes con mi ano, pero su polla es mayor que mis juguetes.

Mi prima juega con sus dedos en su coño mientras no pierde detalle de como él me da por el culo. Su glande entra completamente, una vez la parte más ancha ha pasado mi esfínter, éste se relaja y su polla sigue su camino hacia mi interior.

Entra suave, despacio, ardiente, mientras sus manos agarran firmemente mis caderas; comienza a embestirme, sale y entra cada vez más hondo, se clava en mi, me llena de su gruesa y caliente polla, me vuelve loca sentirlo dentro, aúllo de placer y le pido que no pare.

Mi prima coloca su cara junto a la mía, me mira y me sonríe mientras jadeo satisfecha con cada embestida. El ritmo y la profundidad van aumentando, mi placer también, voy directa hacia un orgasmo épico, noto como la humedad de mi coño resbala por la cara interna de mis suaves muslos.

Mi prima se pajea mirando la escena, jadea, se pellizca los pezones. Sus dedos frotan frenéticos su pelvis, se deslizan entre sus empapados labios, primero dos, después tres, al rato solo el pulgar queda fuera de su coño.

Él la llama, ella se acerca y se besan sin que él altere la cadencia de sus embestidas. Siento como acaricia mi espalda con una de sus manos mientras oigo como se devoran a besos.

Me froto el clitoris, ya estoy a punto de tener mi orgasmo, mis piernas flaquean, grito de placer mientras me corro y me caigo sobre la cama extasiada, las sábanas están encharcadas de mis jugos.

Mi prima vuelve a engullir su polla, la traga con ansia, su saliva desborda la comisura de sus labios, murmura, se relame mientras yo observo la escena mientras mis piernas recuperan las fuerzas.

 Se deja caer hacia atrás con las piernas abiertas y le pide:

-Fóllame el coño como has follado su culo.

Él la agarra de las caderas, coloca las piernas de mi prima contra su pecho y de un golpe hunde su polla en el empapado y deseoso coño de mi prima hasta que sus huevos chocan contra el trasero de mi prima.

Se la folla con tanta fuerza que parece que la va a romper, sus tetas bailan, sus manos golpean el colchón, ella grita, gruñe, gime, pide más, que no pare.

Él la levanta por las caderas, poniéndola con el culo en el aire, ella lo rodea con las piernas. Él se inclina sobre ella, que se abraza a él. Ambos se incorporan. Él se la folla de pie, agarrándola por el trasero y la lleva hacia una pared.

La coloca de espaldas contra la pared y la empotra con furia. Mi prima no para de jadear y pedir más, mientras el muerde su cuello y ella cierra los ojos y mira al techo.

La escena me pone a mil, me pajeo con furia mirándolos, no me llegan los dedos de la mano para darme placer, me meto hasta el puño, que entra y sale empapado de mis jugos. 

Con una de mis manos agarro una de mis tetas y lamo su erecto pezón, hago lo mismo con la otra teta, mientras mi puño llena mi coño de placer y mi imaginación lo convierte en esa gruesa verga que ha pasado de empalas mi ano a taladrar el coño de mi prima.

Mi prima da un alarido al llegar al orgasmo, sus piernas hacen una tenaza en torno al culo de él, una tenaza que aprieta fuerte en el espasmo que le provoca el orgasmo. Clava sus uñas en la espalda de él justo antes de que sus fuerzas se desvanezcan y se afloje la tenaza que forman sus piernas.

La trae de vuelta a la cama, la tumba a mi lado, empapada en sudor. Él también suda, le resbalan las gotas por la frente, el pecho, el torso.

Su verga aún está tiesa, mi prima y yo nos miramos, la miramos incrédulas. Ni siquiera ha eyaculado aún y nosotras ya hemos tenido nuestros orgasmos.

Me incorporo y voy gateando hasta el borde de la cama donde está él y su flamante polla, cubierta de los blanquecinos jugos de mi prima. 

El morbo hace que me apetezca probar a que sabe ahora su polla bañada en esa salsa, recorro su tronco con mi lengua, limpiando cada rincón de su superficie. El sabor es diferente al de mis jugos, que probé al chupar mis dedos tras haberlos hundido en mi coño, su sabor es más ácido, pero igualmente delicioso.

Le miro a los ojos y le pido su leche. Él acaricia mi pelo, rodea mi cabeza con su mano y la acerca a su cuerpo haciendo que mi boca abierta reciba su polla. Entra de lado, empujando la parte interior de mi mejilla hacia fuera. Él golpea suave y repetidamente el bulto que su glande forma en mi cara.

Mi prima se acerca a él y se cuelga de su hombro, le besa el cuello mientras él me folla la boca. Sujeta mi cabeza mientras mueve su pelvis alante y atrás haciendo que su extensión entre un poco más adentro en cada embestida.

Mis ojos se inundan de lágrimas, mi boca se hace agua, mi nariz se llena de mocos, estoy atorada, pero la sensación me encanta al tiempo que me agobia en cierta medida no poder casi respirar.

Mi prima acaricia sus huevos, él anuncia que está a punto de eyacular. Mi prima le pide que nos duche con su leche y se tumba en la cama, boca arriba, con la cabeza colgando al borde.

Él suelta mi cabeza y yo me apresuro a colocarme al lado de mi prima en similar posición. 

Lo miramos desde abajo mientras su mano se desliza sobre su enorme polla, empapada con mis babas, con el glande colorado, hinchado y brillante, del que pronto esperamos ver brotar su leche.

Un espeso chorro sale disparado aterrizando sobre el cuerpo de mi prima, trazando una línea discontinua que la recorre desde la barbilla al ombligo. 

Un segundo chorro aterriza sobre mi cuerpo, la mayor parte sobre mi cara y mis tetas, lo esparzo con mis manos como si se tratara de crema hidratante, chupo mis dedos para saborear la dulzura del espeso y cálido líquido.

Aproxima su polla a la cara de mi prima, disparando un tercer chorro directamente al interior de su boca que esperaba abierta, con la lengua de fuera…

Mi prima y yo nos miramos con nuestras caras salpicadas de semen, sonreímos y le miramos, él nos mira con una mezcla de ternura y deseo. 

Nos separamos para hacerle un hueco entre las dos, se sienta en medio y nos rodea con sus brazos. Nosotras besamos sus mejillas al unísono.

No sé si este año conseguiremos aprobar o no cuando lleguen los exámenes, pero estoy deseando que nos volvamos a quedar solos los tres en casa… o tenerlo todo para mí… 

Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

4 comentarios en “Clases muy particulares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s