Úsame

 

Me encanta acurrucarme a tu lado en el sofá, viendo alguna película juntos. Me gusta posar mi cabeza en tu hombro y embriagarme de tu olor corporal, mientras deslizo mi mano sobre tu pecho, tu abdomen, hacia esa polla tan hermosa que tienes.

Respondes a mis caricias con las tuyas, tu mano fuerte y suave recorre mi hombro y baja por mi espalda desnuda hasta el borde de las braguitas, recorriendo mi cintura. Tus dedos dibujan sobre mi piel el contorno de mi ropa íntima.

Tu excitación va en aumento, como prueba el creciente bulto bajo tu pantalón. Lo acaricio con mi mano sobre la tela. Está grande y duro y mis braguitas se están mojando sólo de pensar en tenerlo entre mis manos.

Te miro mientras restriego mi cara contra tu polla, aún oculta bajo el pantalón que mis manos están desabrochando. La saco y la coloco sobre mi cara. Es tan grande como mi cabeza, está dura y caliente.

Apoyo mi mentón en tus huevos y tu glande me da en la frente. Me encanta sentir tu polla contra mi cara. Mi boca se hace agua, preparándose para engullir tan deseado manjar.

Abro mi boca y entre mis labios va desapareciendo toda tu gruesa polla, mi lengua la recibe y la humedece a medida que va entrando hasta el fondo de mi boca.

Me encanta verte mirándome mientras te devoro, ver cómo tu cara se transforma por el placer, mientras tu polla llena toda mi boca, haciendo que segregue grandes cantidades de saliva.

Saco tu polla cubierta de mis densas babas, sé que te encanta verme así, con los ojos llorosos, y la cara embadurnada con la saliva que cubre tu polla.

Te devoro, sujetas mi cabeza contra tu pelvis, dejándome casi sin respiración, atorada por tu gruesa verga. Mientras mis dedos recogen los jugos de mi coño y van preparando el siguiente movimiento.

Deseo tu polla atravesando mi culo, gateo por el sofá hasta colocarlo frente a tu cara. Me das una sonora cachetada seguida de un tierno beso, me vuelvo y me tumbo de espaldas sobre el sofá.

Con tus manos separas mis muslos y con tus labios besas mi coño ardiente. Tu lengua sale de tu boca y se desliza sobre mi raja en dirección a mi ano, dejas caer un chiorrito de saliva que corre suavemente hacia mi ano.

Un placentero cosquilleo recorre todo mi cuerpo cuando siento tu lengua entrando y saliendo de mi esfínter mientras tus dedos se hunden en mis muslos. Jadeo de placer y te pido que me llenes el culo con tu gruesa verga.

Te colocas de pie frente a mí. Me incorporo para darle una última chupada de despedida a tu glande, dejándolo brillante y lustroso, listo para iniciar la prospección.

Con tu mano colocas tu capullo entre mis nalgas y con tu pelvis te mueves empujando tu polla dentro de mi. Entras despacio, haciéndome sentir como se dilata mi agujero a medida que lo atraviesas.

Una vez el glande ha superado la barrera el resto de tu polla lo sigue, llenándome el culo tan profundamente que casi siento como desplaza mis intestinos como si quisiera salir por mi ombligo.

Me siento llena de tí y me encanta. Tus manos agarran firmemente mi cintura y me manejas como una ligera muñequita , atrayéndome contra tu cuerpo  y volviendo a alejarme.

Mis tetas bailan al ritmo que marcan tus embestidas, tu verga se siente tan grande y caliente que parece que me vas a partir en dos.

Me follas el culo cada vez más rápido y más profundo, tus testículos chocan contra mis nalgas. Con mis dedos froto mi clitoris incrementando exponencialmente el placer que recibo.

Estoy a punto de correrme, todo mi cuerpo tiembla, siento que pierdo el control, me meo, me corro, me corro, me matas de gusto…

Un abundante chorro sale de entre mis labios mayores, rebotando contra tu plano vientre, y cayendo sobre el mío. Esa imagen acelera tu excitación llevándote al orgasmo, deseo tu leche caliente sobre mi piel.

Te apartas y sujetas tu varga palpitante apuntando hacia mi, la agitas apenas un poco y de su punta brotan densos chorros blanquecinos que me salpican hasta la cara.

Todo mi cuerpo recibe tu ducha, tu leche y mi squirt se juntan sobre mi piel, se mezclan, los mezclo, me unto con ellos, ante tu atenta mirada algo desencajada por el placer.

Te inclinas sobre mi y recorres mi cuerpo con tu lengua, recogiendo la mezcla y haciéndola llegar a mi boca donde la recibo con gusto, la saboreo y la trago mientras vuelves a por otra carga.

Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

11 comentarios en “Úsame

    1. Me gusta tu comentario… Puede ser el germen de otra nueva historia… ¿Quieres que te la dedique? Sólo tienes que hacerme llegar una imagen que te resulte sugerente para hacer la ilustración… (en la imagen no tienes que aparecer tú)

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s