Premio para los campeones

Mi marido y su compañero acaban de ganar un prestigioso torneo de tenis, estamos los tres juntos cenando en un buen restaurante celebrándolo como la ocasión merece.

Acaba la cena y seguimos la fiesta en un local de moda, pedimos unas copas y nos ponemos a bailar salsa y bailes por el estilo; el compañero de mi marido le pide permiso para bailar conmigo.

Mi marido no pone inconveniente y su amigo y yo comenzamos a bailar, mi mano en su pecho, su mano en mi cintura y nuestros cuerpos muy juntos. Su olor me está empezando a poner muy caliente.

Mi marido se nos suma y me encuentro entre los dos, bailando, siento sus torneados cuerpos rozándose contra el mío, y el alcohol que corre por mis venas saca la gata que llevo dentro. Me siento deseada por ambos y eso sube mi excitación.

Juego con ellos miro a uno y a otro, su complicidad sobre el terreno de juego continúa en la pista de baile, mi cuerpo pasa de unos brazos a otros entre giros y piruetas, me muevo sensual, noto que los estoy calentando tanto como ellos a mí.

Mi marido se acerca a mi oído y me susurra…

– Se te ve muy cómoda con los dos, ¿quieres que le digamos que se venga a casa a continuar la fiesta?

Su propuesta me sorprende, nunca habíamos hablado de hacer un trío, ni yo me lo había plantado, pero la idea de tenerlos a los dos a la vez me está resultando, no sé si por efecto del alcohol, muy seductora, de modo que accedo a su propuesta.

Unos minutos más tarde estamos sentados en un taxi camino a casa, voy sentada en medio de los dos y soy objeto de las atenciones de ambos, sus manos recorren mis muslos, mi marido me besa los labios con pasión mientras su compañero besa mi cuello.

Al llegar a casa ya estamos muy calientes, en el ascensor me rodean y siento sus vergas  bien duras contra mi cuerpo, un placentero escalofrío me recorre, mis braguitas están ya muy mojadas, tanto que mis jugos empiezan a correr por mis muslos.

Entramos y entre los dos me desnudan y van dejando su ropa mientras caminamos hacia el dormitorio entre caricias besos y abrazos. No sé si yo soy su premio pero para mí ellos lo están siendo.

La polla del compañero de mi marido no está nada mal, aunque no es ni tan grande ni tan larga como la de mi esposo, estoy segura de que va a dar la talla estupendamente, y  si no, ya se encargará mi marido de que no me quede insatisfecha.

Nunca he tenido dos hombres a la vez dedicados a darme placer, me siento con ganas de que ellos también reciban tanto placer como me dan, acaricio sus cuerpos, sus genitales, esas pollas grandes y duras que se acercan a mi cara, mientras les espero sentada en el borde de la cama.

Mis labios envuelven el glande de mi marido mientras pajeo a su compañero, levanto la vista y mi esposo me indica con su mirada que no tiene inconveniente en que pruebe el sabor del pene de su compañero, sigo deleitándome un poco más con la deliciosa verga de mi marido.

Mi boca alterna uno y otro pene mientras ellos acarician mis tetas, mis hombros, mi pelo… me encanta sentir como mi boca se va haciendo agua, cubriendo de saliva sus pollas que salen de mi boca dejando tras de sí cuerdas de babas que caen sobre mi barbilla y legan a mis tetas.

Me subo a la cama y me coloco a cuatro patas, mi marido se coloca tras de mí y su compañero frente a mi cara. Devoro su polla con avidez, engulléndola hasta notar sus huevos contra mi barbilla, la de mi marido no he conseguido aún engullirla entera.

Mi esposo acaricia mi empapado coño con su lengua, saborea mis jugos, comenta lo deliciosos que le parecen mientras sigue deleitándome con su boca besando, chupando y rondando mis orificios, me hace jadear lo que me hace soltar temporalmente la polla de su compañero, momento que aprovecho para coger aire antes de hacerla desaparecer de nuevo en mi boca.

Noto cómo se incorpora mi esposo y comienza a jugar con su glande sobre mi raja, haciéndome vibrar cada vez que roza mi clitoris. Con mis manos separo mis nalgas ofreciéndole una vista despejada de mi año, deseoso también de recibir sus caricias.

Su compañero sujeta mi cabeza y comienza a follarme la boca, mueve su pelvis hundiendo su verga hasta mi garganta, me atraganto, mis ojos se inundan de lágrimas. Simultáneamente mi esposo desliza su hinchado glande entre los empapados labios de mi coño. La sensación de tener dos pollas dentro a la vez es mejor de lo que había imaginado.

Acaricio mi clitoris mientras la dura tranca de mi marido atraviesa los labios de mi coño adentrándose en las profundidades de mi encharcada cueva. Su compañero saca su polla de mi boca, cubierta de mis babas, la restriega por mi cara y la vuelve a meter, mi mandíbula lleva tanto tiempo abierta que ya casi duele. 

En ese momento el compañero de mi marido saca su polla de mi boca y me avisa de que su eyaculacion es inminente, abro mi boca, sujeto su polla con una mano y acaricio sus huevos con la otra, mientras mi marido embiste con furia desde atrás, haciendo que oleadas de placer recorran mi cuerpo id tras me sujeta por la cintura con sus fuertes manos.

De la verga de su compañero empiezan a brotar calientes chorros de espesa leche que aterrizan sobre mi cara, mi boca, mis tetas… Me relamo saboreando el néctar que está alrededor de mis labios, es más dulzón que el de mi marido, que al ver la escena reflejada en el espejo de la habitación, se corre abundantemente en mi coño, haciendo que desborde su caliente leche al sacar su inmensa polla tras provocarme un orgasmo que hace que mis piernas pierdan sus fuerzas.

Con el cuerpo bañado en leche y la corrida de mi marido deslizándose por mis muslos, me vuelvo y lo beso apasionadamente en los labios. Para mí también son merecedores de otro premio, el premio a la mejor compenetración..

 Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

3 comentarios en “Premio para los campeones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s