Lo que te espera

Acabo de recibir tu selfie. Tu hermoso cuerpo reflejado en el espejo me despierta la libido. El mensaje que le acompaña me enciende todavía más. Noto como mis braguitas se empiezan a humedecer y eso que el mensaje solo pone:

“Ven. Te estoy esperando así, pensando en tí no siento frío, pero no tardes”

Cojo el bolso, compruebo que dentro están las llaves y todo lo necesario y salgo de casa en dirección a tu apartamento. El tráfico es denso, de,aliado para estas horas, pongo la radio y las noticias dicen que ha habido un accidente sin víctimas pero que ha provocado un colapso en el tráfico del centro.

No quiero que te enfríes, así que decido llamarte, no sólo para explicarte la situación, sino para contarte lo que te espera cuando llegue a tu lado:

– Hola mi amor, ¿qué pasa?¿no vienes de camino?

– Si, mi vida, pero dicen las noticias que ha habido un accidente en el centro y estoy atrapada en un atasco. Tardaré más de lo que me gustaría, pero en cuanto cruce el umbral de tu puerta mis ganas de tí serán tan grandes que te compensaré con creces la espera.

– Ah si, ¿cómo lo harás?

– Te miraré a los ojos y, hundiendo mis dedos en tu suave melena, acercaré tu cara a la mía para fundir mis labios con los tuyos. Mi lengua se deslizará en tu boca buscando la tuya, saboreando tu dulce saliva, devorándote con pasión como si llevara años sin verte.

– Mmmm ya lo estoy deseando. Solo imaginarlo me hace morder el labio inferior deseando que fuesen tus dientes los que lo pellizcasen.

– Y lo harán mi vida. Mientras, mi mano libre recorrerá la suave y desnuda piel de tu espalda hasta llegar a tu redondo trasero para agarrarlo con firmeza.

– Mmm estoy deseando sentir tus suaves manos sobre mi piel.

– Y yo las tuyas desnudándome mientras recorro tus hombros, tu cuello y tus orejas con mis besos.

– uuu tu lengua en mis orejas, al imaginarlo se me eriza la piel… Yo iría descubriendo tu cuerpo poco a poco, liberando tus hermosas tetas.

–  Mis manos rodearán tu cintura y una de ellas irá a buscar los suaves labios de tu coñito.

– Te aseguro que los iba a encontrar bien mojados. Ya lo están ahora.

– Mmm, Y los míos, estoy deseando llegar a tu lado, deslizar mis dedos en tu humedad, acariciar tu clítoris, besar tus pezones, me estoy tocando en el coche, estoy ya toda mojadita.

– Me estoy pellizcando los pezones, están duritos como piedras deseando que los rodees con tus labios mientras envuelves mis pechos con tus preciosas manos. 

– En cuanto llegue ahí ya no vamos a necesitar más preámbulos, te voy a tumbar en la cama, separar tus piernas y deleitarme con el delicioso sabor de tus jugos. Pasaré mi lengua por tus labios.

– Oooh, en mi mente se está dibujando a imagen de tus ojos mirándome mientras me devoras, mis manos acariciando tu pelo mientras mi boca emite gemidos de placer.

– Parece que el tráfico se empieza a mover… me muero de ganas por gatear sobre tí con el sabor de tu sexo en mi boca y fundir mis labios con los tuyos en un apasionado beso.

– Mientras nuestros sexos unen su calor, frotando nuestros muslos contra nuestros coñitos empapados, sintiendo la presión sobre nuestros hinchados clítoris… mmm… ven… ven ya… que ya te llevo un orgasmo de ventaja…

– Voy. Que el tráfico ya se mueve… hasta ahora. muaaks.

– Hasta ahora.

Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

Un comentario en “Lo que te espera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s