Saborearte

Cuando no estás a mi lado no dejo de pensar en tí, tu mirada, tus sensuales movimientos, tu dulzura al hablar, al gesticular… Todo me recuerda a tí y todo me hace desear volver a estar junto a tí…

Estoy en el trabajo y mi mente se dispersa, los recuerdos de nuestro último encuentro se tornan vívidos en mi cabeza y lo ocupan todo, cada compañera que pasa frente a mí me hace desearte, me hace echarte de menos.

En la pausa del café te imagino a mi lado, desayunando conmigo tras una larga, apasionada y apasionante noche, te imagino con tu taza humeante en la mano, mirándome a través del vapor mientras sorbes el café silenciosamente.

El olor del café me recuerda esas mañanas, la mesa de mi despacho me recuerda tu última visita tras el cierre…

Estoy deseando terminar mi jornada laboral para encontrarme contigo en casa, sentarnos en el sofá, acurrucarnos bajo una manta, sentir nuestros cuerpos pegados uno al otro, dándonos calor.

Tengo ganas de tí, y cuanto más pienso en ti más ganas tengo, un calor me recorre por dentro, hace que me derrita, que me quiera tocar, como si fueses tu quien me toca.

Apenas me puedo contener, mi sexo está ardiendo, necesito aliviarme, no consigo concentrarme en el trabajo, necesito estar a solas contigo, ahora, aunque no sea más que con la imaginación.

Te envío un mensaje al teléfono contándote como estoy, no tardas en contestar con unas breves y dulces palabras acompañadas de una sugerente imagen sacada de internet que me hace desearte aún más…

Nuestro intercambio de mensajes va subiendo de tono, me estoy empezando a sonrojar, no quiero que nadie me lo note y me voy a refugiarme a un sitio más discreto donde poder seguir la conversación con una sola mano…

Estoy leyendo tus mensajes y mi sexo arde, mis dedos juegan con el, pero no es suficiente, necesito más, te necesito a tí, quiero olerte, tocarte, saborearte…

Nos imagino en el sofá, tu sexo en mi boca, húmedo caliente, con mi lengua recorriendo cada milímetro de ti, tu olor penetrando en mis fosas nasales, tu delicioso sabor deleitando mis papilas gustativas.

Estoy tan caliente sólo con el deseo de reencontrarme contigo en un rato que mi ropa interior está empapada, sigo respondiendo a tus mensajes con una sola mano…

Te envío fotos de mis bragas húmedas a la altura de mis tobillos, mis dedos acariciando mi húmedo coñito…

Recibo fotos de tu delicioso escote, de tus muslos, de tu mano deslizándose bajo tu ropa…

No puedo más, mis piernas flojean, suerte que estoy sentada, me cuesta contener un aullido de placer mientras un orgasmo recorre mi ser, haciéndome vibrar de arriba abajo…

Que ganas de llegar a casa y verte, tocarte, acariciarte, saborearte…

Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

14 comentarios en “Saborearte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s