Cita a ciegas

Estoy en casa. No te conozco de nada más que por internet, no se si eres guapa o fea, alta o baja, pero tienes algo que se que me va a gustar: Tienes unas ganas terribles de pasar un buen rato, y yo voy a tratar de conseguir que así sea…

Cojo el coche, y en poco menos de una hora y media estoy en donde habíamos quedado… Tú eres la de la camiseta de tiras y los vaqueros ajustados, yo el que llega el coche rojo de dos puertas que te había descrito…

Al ver llegar mi coche te pones a hacer autostop al borde de la carretera, paro y subes al coche, nos damos dos castos besos, te pones el cinturón de seguridad y partimos hacia un Motel cercano como habíamos planeado.

Esos pantalones te quedan perfectos, charlamos distendidamente como si nos conociéramos de toda la vida. Como quien no quiere la cosa de vez en cuando ponemos la mano en el muslo del otro, al principio de una manera fugaz, pero poco a poco la mano se va quedando más tiempo, entre marcha y marcha acaricio tu muslo izquierdo por encima de los vaqueros desde la rodilla hacia la cadera.

Me encanta sentir la diferencia de temperatura entre la zona más cercana a la rodilla y la zona más próxima al cinturón, la cara interna de tu muslo está cada vez más caliente, te muerdes el labio inferior mientras me miras con ojos de deseo.

SPANISH BANNER
Una recopilación de mis cinco libros. Una buena oportunidad para adquirir los 50 relatos todos juntos en una sola edición y por un precio menor.

Texto e imagen por @sexticles

banner-libros

15 comentarios en “Cita a ciegas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s