Uno para dos

Sandra y Catalina salieron de caza, querían un hombre que las complaciese, un hombre desconocido, con buena planta. Sin preguntas, sin remordimientos, sin arrepentimientos. Sólo por diversión.

Entraron en el club y apenas había pasado un rato cuando ya tenían localizado a un objetivo. Las dos mirándolo sin disimulo fue todo lo que necesitaron para hacer que se acercara a ellas.

Un poco de charla intranscendente pero directa al grano y en un momento las dos chicas estaban entrando en un taxi una cada lado de su presa.

El hombre estaba viviendo un sueño, dos preciosas chicas, una a cada lado recorriendo su cuerpo con las manos, besándolo, poniéndolo muy, muy caliente.

No tardaron en llegar a su destino, el coqueto apartamento que compartían las chicas. En cuanto atravesaron el umbral, la ropa empezó a volar por los aires. Una hermosa y tiesa polla saltó a escena.

SPANISH BANNER
Una recopilación de mis cinco libros. Una buena oportunidad para adquirir los 50 relatos todos juntos en una sola edición y por un precio menor.

Texto e ilustración por @sexticles

banner-libros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s