Regalo de cumpleaños para ella

La fiesta de cumpleaños se estaba volviendo demasiado pesada, demasiada gente, demasiadas bebidas … era el momento de ponerle fin.

La señorita Dulce empezó a invitar a los asistentes a abandonar la fiesta, quedándose tan solo con su amigo Juan, y la pareja que había venido con él.

-No me puedo creer que olvidases comprarme un regalo, Juan, y aún encima, te atreves a traerte a mi fiesta a esa pareja que ni conozco.

-Tranquilízate cariño. No olvidé tu regalo. Aquí lo tienes…

-¿Qué esperas que haga con este pañuelo de seda? ¿estás tonto?

-Deja que te tape los ojos con él, eso no es el regalo, solo una parte. Confía en mí, lo vas a disfrutar.

Juan cogió a la Señorita Dulce por la mano, con los ojos tapados con el pañuelo de seda, y la llevó a otra habitación. Empezó a desvestirla, despacio, pronto apareció otro par de manos deslizándose sobre su piel, y luego un tercer par, éstas más suaves y femeninas, que recorrían su cuerpo.

Esas seis manos la cubrían con caricias suaves como el terciopelo, sus tetas, sus pezones, su vientre, su culo…

SPANISH BANNER
Una recopilación de mis cinco libros. Una buena oportunidad para adquirir los 50 relatos todos juntos en una sola edición y por un precio menor.

Texto e ilustración @sexticles

banner-libros

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s